LACABAÑA.jpg

18 febrero 2021

Los murcianos ya podemos volver a disfrutar de nuestra rica gastronomía. Sanidad y el Gobierno Regional han autorizado la reapertura de la restauración tras el descenso de la tasa de incidencias por la COVID-19. De este modo, los bares y restaurantes podrán poner a disposición del público sus terrazas con una ocupación máxima del 75% y con dos clientes no convivientes como límite por mesa. Ahora más que nunca es el momento de volver a apoyar a la hostelería, y de volver a saborear los exquisitos platos que los diversos restaurantes de la Región han preparado para deleitarnos con una amplia variedad de sabores y técnicas culinarias. Hoy os traemos una selección de algunos de nuestros favoritos que no os debéis perder:

  • ENSALADA DE ASADO CON CRISTAL DE ACEITE DE FLORES – RESTAURANTE LA MAITA

Para abrir boca no dudes en acercarte al restaurante La Maita donde podrás degustar increíbles entrantes como la Ensalada de asado con cristal de aceite de flores. Una cocina vanguardista que apuesta por la innovación y la creatividad en cada uno de sus platos.

MAITAImagen: Restaurante La Maita

  • HUEVAS CON BACALAO – LA CABAÑA BUENAVISTA

Huevas de bacalao con alcachofa, un plato exquisito elaborado con diferentes técnicas culinarias de la cocina más moderna. La Cabaña Buenavista no dejará nunca de sorprendernos con elaboraciones únicas y originales.

LACABAÑAImagen: Restaurante La Cabaña Buenavista

  • HUEVOS CON TRUFA – LOCAL DE ENSAYO

Huevos fritos al estilo «Local de Ensayo» con aceite de ajo y vinagre de Jerez, patatas fritas, puntilla de huevo hecha con clara deshidratada, caldo de jamón y trufa de borgoña. Esta es la nueva apuesta de Local de Ensayo, un plato que sin duda te dejará con ganas de más que está para chuparse los dedos.

LocalDeEnsayoImagen: Restaurante Local de Ensayo

  • GUISO DE TRIGO CON MARISCO – RESTAURANTE EL ALBERO

El Albero tiene una nueva apuesta que no dudará en cautivarte desde el primer bocado. Su nuevo guiso de trigo con marisco, una mezcla de texturas diferentes y más ligeras que la del arroz. Un plato irresistible.

GUISO-ALBEROImagen: Restaurante El Albero

  • CARPACCIO DE PIÑA – RESTAURANTE ALMA MATER

Para los más golosos Alma Mater nos trae un postre totalmente novedoso. Un Carpaccio de piña con albahaca, queso de cabra, sopa de pepino y manzana verde. El nuevo plato estrella de su menú degustación, un postre fresco y ligero que te sorprenderá por su rica explosión de sabores.

CARPACIODEPIÑA_ALMAMATERImagen: Restaurante Alma Mater

  • ESENCIA DE CALABAZA – RESTAURANTE MAGOGA

Magoga regresa para sorprendernos con un postre atípico y explosivo. Esencia de calabaza, un verdadero deleite para el paladar.

Imagen: Restaurante Magoga


1686a042-a162-418f-a078-10097b2a42eb-1280x853.jpeg

22 enero 2021

Ganadores del primer Concurso de Tapas de Autor celebrado por La Pastora

Perro Limón

EM. ¿Cuál es el concepto de Perro Limón?

PL. El concepto de Perro Limón es el de crear un ambiente familiar y cercano donde los comensales se sientan tan a gusto que no se quieran ir, es una de las razones por las que no hacemos turnos de comidas, nos gusta que el comensal disfrute de una experiencia única.

Respecto al concepto de cocina, se trata de una comida para compartir, donde los platos tienen mucho color, mucho sabor y se realizan con técnicas bien aplicadas. Una de nuestras principales características es que tenemos una carta no muy extensa y que cada tres meses cambiamos por completo. Con ello queremos conseguir que nuestros clientes siempre se sorprendan.

EM. ¿Quiénes están detrás del proyecto?

PL.  Detrás de este proyecto están María Crespo Montalt y Miguel Ángel Albaladejo Belando, ambos cocineros y propietarios del restaurante.

EM. ¿Cuál es vuestra trayectoria profesional?

PL. Bueno, hemos estado recorriendo grandes restaurantes del panorama nacional, como pueden ser Ricard Camarena, Coque, de Mario Sandoval o La Cabaña, de Pablo González, todos ellos con dos estrellas Michelin. Después de conseguir experiencia y conocer a fondo este oficio de la mano de los más grandes de nuestro país, decidimos emprender nuestra propia aventura con Perro Limón.

EM. En poco tiempo habéis logrado convertiros en un referente gastronómico en Murcia, ¿cómo lo habéis conseguido?

PL. Esta pregunta nos halaga y no sabemos si somos uno de los referentes gastronómicos, pero lo que sí que tenemos claro es que llegar a donde hemos llegado ha sido a base de esfuerzo, cariño, ilusión y el saber hacer tanto de la cocina como de la sala.

EM. Habéis sido los ganadores del primer Concurso de Tapas de Autor de Murcia celebrado por La Pastora, habladnos de la tapa ganadora y de cómo vivisteis la experiencia. 

PL.  Nos consideramos personas competitivas (en el buen sentido), si nos presentamos a algún proyecto o algún concurso, como es este caso, intentamos sacar nuestro máximo potencial.

La base del concurso era una tapa con perlas de pimentón, y con ello lo que hicimos fue una tapa de un puntalette cremoso acompañado con centollo, mayonesa de lima kafir, vaca ahumada y, por supuesto, las perlas de pimentón. Creamos un mar y tierra con muchas notas y texturas en boca que no te deja indiferente.

Perro Limón

EM. ¿En qué está inspirada la decoración del restaurante?

PL.  La decoración del restaurante la hicimos nosotros desde nuestra imaginación, eso sí, cogiendo un hilo conductor que en este caso fueron materiales puros, como por ejemplo la barra, que es de hormigón, la iluminación, que es de cobre, y por supuesto el toque de maderas que le da ese toque hogareño. Con todos esos componentes conseguimos una combinación que nos encanta.

Perro Limón

EM. ¿Cómo está compuesta vuestra carta?

PL. Nuestra carta está compuesta por tres apartados que son los siguientes: Bocados del mundo, Algo más serio y un Buen Recuerdo.

El primer apartado trata de unos bocados donde queremos mezclar diferentes culturas en un bocado y que funcione, llega un punto en nuestra civilización donde con las tecnologías y con todos los datos que se pueden recoger, la cultura gastronómica da un paso más; el siguiente punto se trata ya de platos más grandes para compartir, donde seguimos con la misma dinámica que el anterior, y el último punto, y para mi gusto el que mejor trabajamos, son los postres, nos salimos de los postres tradicionales, pero son una auténtica maravilla, a María se le da de fábula crear postres nuevos con mucho sabor y un estilo propio.

EM. ¿Cuál es vuestro plato estrella?

PL.  Creo que nuestro plato estrella, del cual no hemos podido cambiar en ninguna de nuestras cartas, es el soufflé de queso trufado y cremas de shiitake. Nuestros clientes nos dicen que es una explosión de sabor y cremosidad.

Perro Limón

EM. ¿Cómo habéis tenido que reinventaros en este tiempo de crisis?

PL.  Doy gracias, en estos tiempos, sobre todo a nuestros clientes, que siguen apoyándonos.   Hemos arrancado el take away y ha sido un éxito.

Lo que hemos hecho para reinventarnos ha sido cambiar la carta para que fuese asequible para el take away, aunque siempre conservando nuestra esencia.

Damos las gracias a todos los compañeros del sector, porque hemos estado en constante comunicación, tanto para darnos consejos como para remar todos en una misma dirección.


Foto-el-Hispano-1280x853.jpg

12 enero 2021

Encuentro Hispano

En esta edición especial vinculada a la hostelería murciana no podía faltar el restaurante más antiguo de Murcia: el Hispano, ya no solo porque es un emblema gastronómico de la Región, sino porque de su alargada trayectoria y experiencia en el sector se pueden extraer reflexiones positivas. Ahora que la restauración vive una difícil época consecuencia de la pandemia queremos dar altavoz aquí a dos miradas sabias. Una es de los hermanos Abellán (Rocío, Balta, Nacho y Saki), que capitanean el Hispano con un equipo muy comprometido, ahora más que nunca. Y la otra es la del periodista y crítico gastronómico más relevante de la Región de Murcia: Sergio Gallego. Además de otros cargos, trabaja para el diario La Verdad, es director de La Brújula del Gourmet y también profesor del grado de Gastronomía en la UCAM.

Gallego se ha sentado en una mesa del restaurante Hispano, pero esta vez para charlar con sus propietarios sobre la actual situación que vive el sector, ese en el que llevan trabajando como «una gran familia» todo el equipo del Hispano, que lleva más de 90 años ofreciendo una mimada cocina tradicional murciana, ahora con toques renovados y nuevos productos. Con materias primas procedentes de selectas lonjas y también de excelentes mercados, elaboran gran variedad de recetas típicas de la gastronomía murciana. Tanto sus platos como sus tapas pueden disfrutarse en un local de ambiente moderno y elegante, ubicado en la calle Radio Murcia. En pleno centro de la capital, junto al hotel Cetina, a pocos metros de la catedral, la experiencia que brinda al comensal es de mucho nivel. Entre sus platos merecen destacada mención el pisto murciano, el matrimonio o el caldero de dorada. Una amplia bodega con vinos murcianos y otros de renombre nacional completan la carta.

Crisis y un aprendizaje

En el restaurante Hispano saben bien lo que es trabajar en un contexto económico difícil: «Hemos pasado una crisis peor que esta, la económica del 2008 fue muy dura. Primero porque no te acompañaba la financiación, los tipos de interés se pusieron al máximo histórico y en ese momento las personas no salían porque estaban guardando. Preferían ahorrar por la incertidumbre. No tiene nada que ver con esta crisis, pero fue muy dura. También es verdad que ahora estamos teniendo bonificaciones que no hemos tenido nunca».

Desde 1926 lleva abierto el local. «Nosotros lo vemos con la perspectiva de 93 años trabajando y de haber pasado muchas crisis. Cada una nos ha dejado una secuela económica y un aprendizaje», recuerdan en la familia Abellán. También destacan lo que bien dice el refrán de que la unión hace la fuerza: «El buen ambiente familiar que tenemos entre nosotros es un elemento a favor, te ayuda a no tener miedo, dentro de que el monstruo está en la calle. Aquí dentro los comensales han tenido un comportamiento ejemplar cumpliendo todos los protocolos».

A pesar de las dificultades, no contemplan rendirse, sino seguir hacia delante: «En 2026 cumplimos 100 años. Podremos estar orgullosos de decir que hemos superado muchas crisis y que nos mantenemos fuertes». En cambio, otros negocios de restauración quizás no puedan expresar esto último, como explica Gallego: «El futuro de la hostelería va a ser muy triste para muchísima gente. Lo peor es que muchos se quedarán en el camino. Ya se están viendo locales con mucha trayectoria que han tenido que cerrar».

«No se puede vivir de la comida para llevar»

Con la pandemia presente, el periodista cree que «los hosteleros deben tener más previsión para superar el mal momento y ayuda importante en todos los niveles, sobre todo en el financiero. Es necesario también buscar la forma de habilitar el mayor número de mesas en el exterior». Por otro lado, una alternativa a la falta de ingresos por las restricciones está en los pedidos a domicilio o para recoger en el restaurante, algo que Gallego ve como «un sector muy muy muy concreto» y advierte: «No se puede vivir de la comida para llevar, es inviable». En cambio, sí identifica tendencias relevantes, por ejemplo, «la moda de la cocina saludable para cuidarse cada vez más, la cocina tradicional con platos de cuchara y otra paralela al mundo vegano». Cree que «estos tres conceptos van a primar».

Ahora bien, el futuro es incierto. «El problema es que no sabemos qué pasará, si vamos a tener más ola, si están preparando algún plan para un sector que es el más afectado…. Quienes aguanten tendrán que trabajar muchos años para recuperar todas estas pérdidas», concluye.

Fotografía: Miguel Ángel Caparrós 


201120-0068-1280x1280.jpg

20 diciembre 2020

«La hostelería es un bien imprescindible»

yayo delgado

Orgulloso de su tierra, Yayo Delgado es un periodista muy comprometido con la Región y, ahora especialmente, con la hostelería murciana. Cree que Murcia tiene “mucho que ofrecer al mundo”, en diferentes ámbitos y también en gastronomía. Tras haber trabajado para la Consejería de Sanidad, ahora es responsable de Comunicación y Relaciones Externas en Estrella de Levante. La cervecera ha ido dando apoyo y ayuda a los hosteleros desde marzo, centrando sus acciones en la Responsabilidad Social. Cree que todo ello ha sido “un empujón” para un sector clave que aún tiene que ser “más fuerte”. Queda mucho trabajo por delante porque “la pandemia lo cambiará todo para siempre”. No se van a rendir.

EM. Bueno Yayo, me gustaría que me explicaras tus comienzos y cómo te sientes de ligado a tu tierra, Murcia

YD. Nací aquí y me siento muy murciano. Me encanta mi tierra por muchos motivos distintos y aunque mi familia no es de Murcia llevan aquí muchos años. Me gusta enseñarles a mis hijos la historia y tradiciones murcianas. Es un privilegio sentirse murciano y esto no quita sentirse un poco de todas partes. Estudié en Navarra (Pamplona) porque la facultad de Comunicación tenía (y tiene) una trayectoria muy atractiva y es una de las más antiguas e importantes del país.

Mis padres me apoyaron, me ofrecieron la posibilidad de estudiar allí si entraba y lo hice. Fue una gran elección, no sólo por profesores y estudios, también por la cantidad de gente espectacular que conocí y lo bien que me lo pasé. Además, me atraía mucho la idea de conocer otros sitios, viajar… Creo que es muy bueno para el desarrollo personal conocer a todo tipo de gente y lugares. Una gran parte de la formación está ahí, en las relaciones con los demás y en conocer diferentes culturas. Permite abarcar más puntos de vista

¡Aquellos fueron los mejores años! Luego hice un postgrado en Madrid y enseguida empecé a trabajar aquí en Murcia. Para mí es muy especial, además, vivía muy cerca de La Condomina y desde pequeño he sido murcianista. Me encanta el fútbol, pero me encanta ser de un equipo tan especial como el Real Murcia. Siento debilidad por los equipos auténticos, pequeños, con aficiones que les siguen pase lo que pase.

Hice prácticas en el diario La Verdad. Más tarde comencé en Anunciorama y Mercado. Luego en El Faro de Murcia, donde pasé unos años maravillosos haciendo periodismo en una redacción muy joven, con un equipazo. Luego pasé a la comunicación institucional, en la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia, donde estuve diez años, y uno más en la Consejería de Presidencia, trabajando en la puesta en marcha de las redes sociales de la CARM.

Durante todos estos años he participado en diferentes medios como colaborador y puse en marcha una columna en 2008 en La Opinión que hoy sigue publicándose. Por último, en 2017 fiché por Estrella de Levante, donde soy el responsable de Comunicación y Relaciones Externas.

yayo delgado

EM. ¿Qué te cautiva de la Región de Murcia? ¡Anda que no tenemos para enamorar!

YD. Tenemos mucho que ofrecer al mundo en Murcia y tenemos que mejorar para hacerlo bien. Es una responsabilidad de todos y en esto hay mucho sobre Comunicación. Tenemos grandes empresas, universidades, talento a raudales en cultura, ciencia, investigación… Variedad en todos los ámbitos. En todos esos ámbitos hace falta implicación colectiva en la idea de que somos mucho más de lo que parece, necesitamos creérnoslo y contarlo bien. Estamos en el camino, pero hay mucho por hacer.

La potencia de Murcia es grande y estoy seguro de que en pocos años nos situaremos donde merecemos. Es una Región espectacular, con ciudades como Cartagena que está ante un gran futuro, especialmente en la parcela del turismo, el ocio o el entretenimiento. España es una potencia y la Región tiene capacidad para liderar el crecimiento en este sector, por cultura, gastronomía…

EM. En el año 2006 empezaste con el proyecto Achopijo Murcia. Para el que no lo conociese, ¿qué nos puedes contar sobre él?

YD. Achopijo fue un blog. Lo cree cuando dejé el periódico por la Consejería de Sanidad para seguir escribiendo. En El Faro escribía cuatro páginas diarias de información. El periodismo me había enganchado y temía perder esa chispa, así que empecé Achopijo como un blog en el que escribir de mis cosas, sobre Murcia, y mis pasiones, el Real Murcia y la cultura popular. Enseguida se convirtió en un lugar de encuentro de amigos de siempre, amigos de la carrera y sus amigos…

Se abrió un círculo que me dio muchas alegrías y también conocí mucha gente nueva, no sólo de Murcia. Juntamos un número de gente que utilizaba el tema del día en el blog para conocerse, charlar, reírnos… En aquella época no había redes sociales y el blog se convirtió en una especie de Twitter en pequeño.

Al poco de estar en marcha el blog (era una época de muchos blogs, especialmente en Murcia) Ángel Montiel, de La Opinión, me pidió llevarlo a una columna diaria en el periódico y accedí. Fue un reto, porque tenía la suerte de poder publicar una columna diaria, uno de mis sueños como periodista, escribiendo de mis temas. Una columna que era un respiro, nada de polémica, rozando el humor, la ironía y escribiendo de temas cuanto más pequeños, mejor.

Achopijo para mi es una especie de filosofía. Positivismo en las pequeñas cosas. Siempre he tratado de describir cómo la felicidad se encuentra en uno mismo y en cosas sencillas, la mayoría de las veces, o que están ahí todos los días. Y con ese espíritu sigo enfrentándome al folio en blanco doce años después y con miles de columnas escritas.

EM. ¿Qué aprendiste de tu posterior y larga etapa trabajando para la CARM?

YD. Aprendí muchas cosas. Pasé en Comunicación de la CARM once años. Conocí a mucha gente, y eso es un gran valor. Sobre todo aprendí a tener confianza en la buena comunicación. Aprendí que hay un camino firme para comunicar más allá de la política y los intereses. La comunicación en Sanidad tiene muchas aristas peligrosas, al ser una comunicación muy sensible, lo que hace que la responsabilidad a la hora de transmitir mensajes sea especial. Hay que cuidar mucho las fuentes, las ideas, los tiempos… Esto hace que desarrolles una fórmula de trabajo que es buena para cualquier tipo de comunicación.

Tuve la suerte de trabajar con cuatro consejeras, Maite Herranz, María Ángeles Palacios, Cati Lorenzo y Encarna Guillén en Sanidad y con Noelia Arroyo en Presidencia. Creo que con todas pudimos poner en marcha su fórmula de trabajo teniendo en cuenta la importancia de la Comunicación y creo que eso es lo mejor que me llevo de toda aquella época. Pero sobre todo aprendí con muchos profesionales increíbles que trabajan en la Sanidad murciana. Trabajar con ellos fue un privilegio. Harían falta varias revistas para poder explicar cómo trabajábamos la comunicación con diferentes servicios en hospitales, en los departamentos, en trasplantes, salud pública, epidemiología… Encontré gente excepcional. Conocer por dentro el trabajo que se hace en nuestro sistema de salud fue algo muy especial. Intenté aprender a contarlo y creo que avanzamos mucho, aunque queda mucho más por hacer, me consuela creer que durante aquellos años le dimos un empujón a una parte que no siempre se ha tenido en cuenta como debe, a la comunicación en el ámbito de la Sanidad, en este caso. Aunque es un asunto más generalizado.

También aprendí a ponerme siempre del lado de los profesionales de la Comunicación. Mantener abierto el canal siempre, contestar siempre en tiempo y forma, sin ir demasiado rápido y sin contestar sin información. A tener respeto por todos los medios y a tratarlos con educación y comprensión. Ser periodista en El Faro antes me dio un punto de vista que siempre he querido mantener. En política a veces los límites se emborronan… yo aprendí que facilitar la comunicación es el mejor antídoto. No es fácil, pero debe ser la tendencia. Me gusta pensar que durante todo aquel tiempo mis compañeros de los medios pudieron hacer su trabajo lo mejor posible gracias a ese esfuerzo.

yayo delgado

EM. Bueno y ya en 2017 arranca una nueva aventura para ti en Estrella de Levante, donde sigues actualmente, ¿cómo has vivido estos años estando al frente de la comunicación y las relaciones externas en la cervecera murciana?

YD. Han sido unos años intensos, en los que también he aprendido mucho. La llegada a Estrella de Levante coincidió con la salida de Juan Miguel Gómez, gran profesional, que llevaba muchos años al frente de la Comunicación en la cervecera, y al poco, la salida también del director general Patricio Valverde, en 2018. El tiempo que estuve con Patricio Valverde fue muy importante porque Patricio me acogió de maravilla y me enseñó muchas cosas sobre Estrella de Levante, sobre el mundo empresarial y sobre las relaciones, aprendí de todo con él.

He tenido mucha suerte, todos mis compañeros me ayudaron mucho desde el principio, en el departamento de Comunicación, con Fede, Olga, Carlos y todo el equipo y en el resto de departamentos, Maribel Romero, Juan Antonio López Abadía, Juana Sánchez, Jorge Soto y todo el elenco Comercial, Plade, Carlos Gómez, Vicente Plaza, Pedro Riquelme, César, Javier, Josefina, Ainhoa… y con Pedro Marín, director general desde 2018, incansable en la generación de nuevos proyectos e innovación, dándole un nuevo aire al desarrollo de la empresa. Es un equipazo, que se completa con otras muchas personas implicadas y proveedores.

Estrella de Levante es una institución en Murcia. Es una gran responsabilidad trabajar en Comunicación y en las relaciones externas de la compañía. El listón está muy alto, y este tiempo he intentado aprender cómo se han hecho las cosas, para poder aportar mi experiencia y visión. He tenido mucha ayuda y creo que estamos haciendo un buen trabajo. Antes de la pandemia terminamos el año 2019 con más de 900 eventos realizados en diferentes ámbitos: Deportes, Gastronomía, Música, Cultura, Fiestas populares… Además, hemos seguido avanzando en la comunicación del ‘cuore’ de la empresa más allá de la cerveza y los actos, Estrella de Levante es un ejemplo en aplicación de nuevas tecnologías, innovación y especialmente en sostenibilidad y Medio Ambiente, agricultura, energía…

Son muchos los proyectos en marcha, más allá de la creación de nuevos productos, que comenzó con Punta Este (2016), siguió con Verna (2018) y seguirá con otras nuevas cervezas que están en camino y que seguirán dando nuevas opciones a nuestros clientes, avanzando en calidad. Es un reto constante mantener la identidad y seguir con el espectacular trabajo que se ha realizado en Marketing en los últimos años, llevando a Estrella de Levante a ser marca preferida sobre todo por su implicación en áreas como la música y el deporte.

Conocer el trabajo, la empresa y ver oportunidades de mejora. En eso estamos trabajando. En los próximos meses veremos los primeros cambios importantes en las visitas a fábrica de Estrella de Levante. Otro hito de la cervecera, que atraía antes de la pandemia a 17.000 personas al año. Queremos ofrecer más a nuestros clientes, a los seguidores que tenemos. Que su visita a Estrella de Levante sea una experiencia total. En 2021 pondremos en marcha el proyecto de renovación de visitas y un nuevo espacio en la fábrica que nos permitirá dar un salto en la celebración y organización de eventos. Comienza el año que viene una nueva etapa, que será fruto del trabajo de varios meses, específicamente, pero también la consecuencia de estos años de asentamiento y trabajo en equipo.

yayo delgado

EM. ¿A qué retos os habéis tenido que enfrentar en Estrella de Levante estos últimos años y, bueno, en particular este? El cierre de la hostelería durante meses y luego una reapertura a medio gas por la pandemia ha sido un duro golpe, tanto para hosteleros como para vosotros…

YD. La pandemia lo ha cambiado todo. Lo ha cambiado temporalmente mucho, pero lo cambiará todo para siempre de otra forma, que aún está por ver. Durante este tiempo, desde marzo, hemos puesto en marcha una fórmula de trabajo nueva. Hemos cambiado los eventos y patrocinios por el trabajo en responsabilidad social. Hemos reforzado la relación con los clientes de hostelería tratando de darles todas las herramientas a nuestro alcance para superar esta situación, para sobrellevarla. La respuesta a la pandemia se ha construido sobre cimientos ya puestos en responsabilidad social, en sostenibilidad, en cercanía, en tratar de ofrecer respuestas individuales. Es importante poder utilizar trabajo previo en estos ámbitos. Pasa como en Comunicación. Cuando hay una crisis no puedes ponerte a comunicar y tener resultados si no llevas años comunicando con los canales abiertos. En la pandemia ha pasado igual. Ya teníamos los caminos trazados y lo que hemos hecho es llenarlos de actividad cuando ha sido necesario.

Como ejemplo, en estos meses hemos puesto en marcha una aplicación móvil para nuestros clientes de hostelería en la que informarles y ayudarles en la gestión de su establecimiento (Bar Manager), hemos creado una guía actualizada de ayudas al sector para consultar cada caso, hemos puesto en marcha un sistema de apoyo a clientes, limpieza de equipos, hemos repuesto la cerveza que quedó en los bares en marzo y ahora en noviembre con el cierre de la hostelería de nuevo, hemos multiplicado la oferta de material de terrazas, pusimos en marcha un sistema propio de ayuda colaborando con las principales ONG (Cruz Roja, Cáritas, Jesús Abandonado…), llevando alimentos, cediendo enfriadores, camiones, cientos de miles de litros de agua…

Hemos puesto en marcha cartas digitales a clientes de hostelería, hemos realizado eventos cumpliendo la normativa en cada momento, trasladando eventos a clientes de hostelería… En definitiva, intentando generar actividad, ayudando a quien lo necesita de acuerdo a nuestra capacidad. Hemos intentado estar con la sociedad en el momento en el que está la sociedad, que es lo que describe la RSC, tal y como la entendemos en Estrella de Levante.

Si sufre la hostelería, sufrimos nosotros. Representa casi un 65 por ciento de la producción, así que el golpe está siendo duro. Pero no vamos a rendirnos. Igual que el sector no se ha rendido y es el que peor lo está pasando. Seguimos ahí, al lado de los hosteleros. Hemos estado con ellos en las reivindicaciones, siempre con coherencia y diálogo con las instituciones. Es imprescindible reforzar el sector de la hostelería, que es el eslabón de la economía en España más que en cualquier otro lugar. El clima, el turismo, el pequeño comercio… todo gira en torno a la hostelería. El año que viene tenemos un reto grande todos. Y esta situación nos tiene que enseñar algo importante: La hostelería es un bien imprescindible y hay que conseguir que sea un sector aún más fuerte.

EM. En la compañía habéis puesto en marcha varias acciones de ayuda a vuestros clientes hosteleros. Entre ellas, una guía de apoyo a los empresarios, una aplicación llamada Bar Manager y también la reposición de 400.000 litros de cerveza en bares, ¿cómo crees que ha beneficiado todo esto al sector?

YD. Ha sido un empujón. El beneficio es difícil de medir cuando hay tanta gente pasándolo mal. Hemos sentido el agradecimiento, pero sabemos que con estos gestos no es suficiente. Es cierto que gran parte de la sociedad se ha volcado con el sector y se ha ayudado, pero lo más importante es que se pueda trabajar. La hostelería necesita trabajar para hacer girar los engranajes. Las ayudas son importantes y seguiremos buscando opciones para apoyar. Son tiempos en los que la creatividad y la comunicación también son importantes, pero hay que huir de los fuegos artificiales. No vale de nada promulgar ayudas con grandes cifras si después el pequeño bar de barrio cierra después de medio siglo abierto.

EM. También lanzasteis la promoción “Estrella de Levante invita a la primera” para fomentar el consumo tras el confinamiento, ¿qué tal fue la respuesta del público? Muchos tenían ganas de volver a los bares…

YD. Otro empujón más. En Estrella de Levante sentimos la responsabilidad de tirar del carro, y tratamos de hacerlo de una forma coherente. Somos como el 10 del equipo a veces y tenemos que dar ánimos y mover el balón para que el equipo juegue. Invitar a la primera quizás no es ganar el partido, pero sí es dar un motivo para ir al bar, para salir a tomar algo, para darle a la hostelería lo que necesita, que es trabajar, que era trabajar en aquel momento de la pandemia en el que hubo más posibilidad. La respuesta fue buena, porque durante aquellos meses se funcionó casi con normalidad.

EM. Además de ayudar a los hosteleros, igualmente ofrecisteis colaboración a las autoridades regionales en la lucha contra la pandemia, ¿cuáles fueron las actuaciones más destacadas en ese sentido?

YD. Nos pusimos a disposición de ayuntamientos y comunidades autónomas en las que estamos presentes: Murcia, Castilla La Mancha, Valencia y Andalucía, principalmente. Y también en algunos ayuntamientos. Trabajamos con Cruz Roja llevando alimentos a diferentes zonas de logística para ellos. Llevamos enfriadores para mantener alimentos, trasladamos material sanitario a residencias de mayores y hospitales, llevamos agua a los lugares donde se habilitaron hospitales de campaña o cuarentena. Participamos en distribución y ayudamos al Banco de Alimentos. Todas las semanas participábamos en algún operativo. Mantenemos la colaboración con las entidades más representativas. Esta Navidad vamos a recoger alimentos para Cáritas del Noroeste junto a la Fundación Camino de la Cruz y hemos mantenido nuestra colaboración con Cruz Roja más allá del confinamiento. La situación sigue siendo complicada para mucha gente y sigue siendo momento para ayudar.

EM. Otra de las novedades que habéis patrocinado ha sido una Ruta de la Tapa en Archena, adaptada a estos tiempos, con formato take away. En general, ¿creéis en Estrella de Levante que este tipo de alternativas tanto de recogida como de servicio a domicilio tendrá recorrido en el futuro del sector, más allá de esta pandemia?

YD. Sí, en Archena ha sido un éxito. Como te he dicho antes, no estamos solos. Hay mucha gente queriendo ayudar al sector y esto hay que verlo, como lo ha hecho Patricia Fernández, alcaldesa de Archena, que desde el primer día ha tenido en cuenta la situación de la hostelería en Archena poniendo iniciativas en marcha, eliminando impuestos, aumentando terrazas… Es una fórmula que allí ha funcionado. En esta última ruta de la tapa se hicieron más de 4.000 pedidos en un fin de semana. Estas alternativas pueden funcionar, como se ha visto en momentos específicos, que no sabemos si volverán. Como también he dicho, lo mejor es que se pueda trabajar con normalidad. Esto es lo mejor para la hostelería, con bares y restaurantes abiertos. Es evidente que de esto quedará algo, que todo cambiará, pero la tendencia debe ser recuperar la confianza y poder dejar que la hostelería siga por el camino que llevaba en 2019, especialmente en la Región de Murcia, donde se vive una revolución gastronómica en todos los sentidos que nos dará muchas alegrías en los próximos años, espero.

yayo delgado

EM. Como empresa tan vinculada a la hostelería, ¿cómo valoráis que se haya puesto tan en el punto de mira a bares y restaurantes a la hora de tomar medidas restrictivas?

YD. La hostelería no es culpable, esto es evidente. Tampoco creo que se haya puesto en el punto de mira, quizás han faltado otras cosas. Hay ejemplos para todo. Mira Madrid con hostelería abierta reduciendo contagios… Es complejo extraer conclusiones. Sabemos que si llevamos mascarilla tenemos menos opciones de contagio y esto es lo que ha supuesto el cierre. Ahora el tiempo que queda sin vacuna debemos tratar de llevar mascarilla en las terrazas y ayudar a la hostelería haciendo que los contagios sigan bajando.

El comportamiento individual es esencial. No sabremos qué habría pasado tomando otras decisiones sin tener que cerrar las terrazas o la hostelería. Son, incuestionablemente, decisiones muy difíciles de tomar. Es importante seguir trabajando para que los cierres tengan sus ayudas, que no haya cargas si se prohíbe trabajar, que todos tengan acceso a las ayudas y que sigamos mejorando en la responsabilidad individual. Creo que, con todo, el sector ha respondido. Ha sido responsable desde el primer día. He ido mucho a restaurantes y bares, por trabajo durante este tiempo y no he visto nunca incumplir medidas al personal de los establecimientos. Sí creo que los clientes de hostelería podemos hacerlo mucho, mucho, mucho mejor. Ayudar a la hostelería también está ahí, cumplir con recomendaciones al máximo.

EM. Bueno y para finalizar con un buen sabor de boca Yayo, ¿cuál sería tu plato típico favorito de la gastronomía murciana que disfrutarías junto a una caña de Estrella de Levante?

YD. Es imposible decirte uno solo. Hueva y almendras fritas, con Punta Este de barril. Unos matrimonios con olivas partías, con Verna. Una marinera con una Estrella Levante en bolito o una Estrella de Levante de Navidad con un paparajote y helado de turrón. Por darte cuatro opciones muy típicas… Pero podría llenar la revista dándote platos impresionantes de nuestros grandes chefs, de los de toda la vida, y de los grandes talentos que vienen. Tenemos mucha suerte por el producto que hay, pero lo que más tenemos es talento y mucho trabajo realizado estos años para seguir avanzando. Murcia será en pocos años referencia gastronómica en España y eso es serlo a nivel mundial. ¡Levanta una Estrella!



Élite Murcia

Élite Murcia es una revista digital e impresa que promueve lo mejor de la Región de Murcia: cultura, gastronomía, empresas y personalidades. Entrevistas a reconocidas personalidades de la sociedad murciana, artículos sobre los mejores hoteles y restaurantes de la Región, crónicas de los más interesantes eventos que tengan lugar, informes económicos y de inversión, así como de reportajes sobre las empresas líderes y de mayor expansión de Murcia.



Contáctanos

C/ San Vicente de Paul, 6
30100 Murcia
Tel. de contacto: 644  73 79 48