Paloma Jáudenes: fundadora de Pequeña Moma

2 febrero 2020

En 2013 la murciana Paloma Jaúdenes, junto a su suegra Ana Dussac, deciden emprender en el mundo de la moda con una pequeña tienda de calzado y complementos para niños. Así nace Pequeña Moma, una marca de ropa con 14 tiendas repartidas por toda España. Con tan solo 6 años de existencia cuentan con una tienda online, un almacén logístico, 7 tiendas físicas en la Región, una en Albacete y tres en Andalucía, dos en Madrid y está integrada en la web de El Corte Inglés como marca.

Paloma, joven visionaria que compagina su rol de madre con el de empresaria, estuvo a punto de rendirse y tirar la toalla, pero su espíritu emprendedor le ayudó a resurgir y empezar de nuevo, así logró posicionar la marca Pequeña Moma junto con un equipo en el que el 95%  de su plantilla está conformado por mujeres.

Esta cartagenera ha demostrado que para triunfar no existen barreras que no se puedan derribar. A pesar de las adversidades y de no contar con antecedentes empresariales, su ilusión y las ganas de comerse el mundo la han llevado a lo más alto y hoy en día está recogiendo los frutos de todo el trabajo y el esfuerzo que ha sembrado.

En el 2018 recibe el premio Emprendedora de la Organización de Mujeres empresarias de la Región de Murcia (OMEP), ha sido distinguida por la Universidad de Murcia por su labor contra el cáncer y hace poco se ha incorporado a la directiva de la Confederación  Regional de Organizaciones Empresariales (CROEM).

Nos complace enormemente presentarle a esta gran mujer, solidaria y cercana que se ha ganado el cariño y el afecto de la sociedad murciana por su gran labor como empresaria  y como ser humano.

 

EM. ¿Quién es Paloma Jaúdenes?

PJ. Soy una empresaria cartagenera de 41 años madre cuatro hijos; Nacho, Juan, Ana y Paloma. Mis hijos, padres, hermanos y amigos son lo mejor que tengo. Sé cuáles y quiénes son mis prioridades y tengo los objetivos muy claros. He venido, sin duda, para vivir y dejar vivir. Quienes me conocen bien saben que nada ni nadie me puede parar, le pongo mucha pasión a todo lo que hago.

EM. ¿Cómo te defines?

PJ. Siempre he sido muy inquieta, extrovertida, risueña y algo payasa; confieso que, aunque no lo parezca, tengo un punto vergonzoso. Me encanta mi familia, mis amigos y mi trabajo, en el que soy perseverante y muy cabezota. Reconozco que tengo carácter y que soy exigente con los que me rodean y conmigo misma. Detesto la prepotencia, la mentira y la falta de humildad y, por ello, la honradez, la sencillez y la lealtad son valores que intento transmitir a mis hijos del mismo modo que hicieron mis padres.

EM. ¿Cómo nace Pequeña Moma y qué la distingue de las demás firmas de moda?

PJ. Pequeña Moma nace en Cartagena en el año 2013 por la necesidad de reinventarnos. Mi primera aventura empresarial fue una franquicia que monté con el apoyo de la que entonces era mi suegra y socia, Ana. La franquicia no iba bien y tuvimos que tomar la decisión de cerrar y hacer frente a las consecuencias económicas del negocio fallido.

Reconozco que cerrar ese negocio fue uno de los momentos más duros de mi vida. No sé de dónde saqué las fuerzas y la capacidad de reinventarme pues si la tienda que pretendía crear no iba bien, podía llevar a la ruina a mi familia. La presión que sentí fue horrorosa pero decidí que no me iba a conformar con el final de un sueño sino que iba a emprender otro mejor. Comenzaba de cero otra vez.

 Pequeña Moma se diferencia por dar valor a sus productos, muchos de ellos hechos aquí, en la Región, otros realizados por PROLAM-ASTUS y otros tantos confeccionados por artesanos.

Esa manera de realizar el trabajo y el trato a la clientela son decisivos para distinguirnos del resto de marcas.

EM. Pequeña Moma ha pasado de ser una pequeña tienda en Cartagena a ser una firma reconocida a nivel nacional ¿Cuál ha sido la clave del éxito?

PJ. Éxito es una palabra que me agobia. No te creas que me gusta mucho, a veces da vértigo.

Ha sido una expansión comercial muy rápida. Hemos pasado de ser una tienda pequeña de Cartagena a tener 19 puntos de venta repartidos por España; estoy convencida de que era el momento de hacerlo y la ilusión ha vencido al miedo.

 La perseverancia, el esfuerzo y la humildad son factores muy importantes que no son nada sin ilusión.

En Pequeña Moma hemos intentado no perder nuestra esencia y transmitir los valores que siempre han caracterizado a la marca. Es muy importante saber seguir la misma línea y recordar cómo y por qué empezamos.

EM. ¿Cuál es el sello de identidad de vuestra marca?

PJ. La raspa. Recuerdo, cuando era niña, a mi padre siempre navegando; era marino y por su trabajo hemos vivido en ciudades con mar. Es algo que me apasiona. En invierno, cuando quiero desconectar, voy a olerlo y a observarlo a alguno de los faros de Cartagena y sueño con que llegue el verano para sumergirme en él. Quizás es por eso por lo que el logo es una raspa: las 4 espinas simbolizan a mis 4 hijos, la estrella en el ojo es el espíritu soñador que tiene Pequeña Moma y la cola en forma de corazón significa todo el amor que le hemos puesto a este proyecto.

EM. Este año han ampliado vuestra cadena de distribución, llegando incluso a centros tan concurridos como El Corte Inglés de Princesa, en Madrid ¿Cómo logran esta importante alianza con el Corte Inglés?

PJ. Fue el Corte Inglés de Cartagena quien quería que Pequeña Moma estuviera en él. Recuerdo la primera reunión con el departamento de compras de Madrid, estaba muy nerviosa me tuve que tomar dos tilas. Tenía que saber venderles la marca y saber negociar bien las condiciones. Hoy ya estamos en 13 centros de El Corte Inglés: Córdoba, Málaga, Jaén, Cádiz, Sevilla, Albacete, Valencia, Cartagena, Murcia, Coruña y 3 en Madrid. Estar en El Corte Inglés nos ha dado mucha proyección, un gran posicionamiento y un importante volumen de negocio. Ahora, cuando me reúno con ellos, ya no me tomo ninguna tila.

EM. ¿Cuáles son las previsiones de esta empresa murciana para el 2020?

PJ. Este año, 2019, hemos tenido en el primer semestre 5 aperturas y un cambio a un almacén logístico más grande y moderno desde donde se gestiona la administración, el diseño, la logística y las ventas online.

En este momento, nuestra principal prioridad es la transformación digital. Estamos profesionalizando ciertos aspectos de la empresa como es un programa dirigido a no tener roturas de stock y poder mover con rapidez la mercancía de un punto de venta a otro. También estamos invirtiendo en cambiar las etiquetas y los códigos EAN así como instalando un programa de fidelización del cliente; queremos mejorar la experiencia de compra y que ellos se sientan escuchados y valorados. Toca el turno de la gestión y la consolidación de la marca, de optimizar los recursos y de buscar novedades para seguir llegando al público que confía en la firma.

Estamos haciendo una apuesta fuerte en la rapidez a la hora de sacar a la venta nuevas colecciones y prendas. Las redes sociales están marcando las tendencias; al momento sabes lo que la gente quiere y lo que más gusta. Es por eso por lo que hemos buscado fabricantes que son capaces de, en un plazo de 15 días, tenernos listas las prendas para su distribución.

EM. ¿Tienen previsto dar el paso a nivel internacional a corto o a medio plazo?

PJ. Nuestro gran horizonte a medio plazo es la internacionalización del negocio. Mantenemos conversaciones con el Instituto de Fomento de la Región de Murcia y con la Cámara de Comercio de Cartagena para que nos ayuden a ello.

La tienda de Puerta de Murcia, en Cartagena, tiene una gran afluencia turística y para nosotros ese es el mejor termómetro. A los turistas les gusta nuestra marca, compran nuestros productos y nos preguntan siempre si pueden comprar online. Contamos con una gran base de datos con el origen de nuestros clientes que nos permitirá saber a qué lugares orientar la internacionalización.

EM. Este año fueron distinguidos con los premios “Laurel” que otorga la Federación Plena Inclusión por su ayuda en la integración laboral de las personas con discapacidad ¿En qué está enfocada vuestra política de RSC?

PJ. El premio Laurel ha sido el más especial y emotivo que he recogido, de hecho al recogerlo no pude evitar emocionarme.

Pequeña Moma no tiene un manual de RSC sino que hace lo que le sale del corazón. En nuestro ADN va implícito el devolver a la sociedad un poquito de lo que ella nos da y, creo, que como empresarios, debemos poner nuestro granito de arena para dar visibilidad y ayudar a determinados colectivos y asociaciones para conseguir que la plena inclusión sea una realidad.

EM. Hoy en día la mujer tiene que ser multifacética porque cada día nuestro entorno nos exige más en cada rol que nos toca afrontar en la sociedad: madre, profesional, amiga y ama de casa. ¿Cómo es tu día a día y cómo haces para no descuidar ninguno de tus roles?

PJ. Considero que somos nosotras mismas, las mujeres, las que nos exigimos y nos ponemos el listón demasiado alto. Tengo 4 hijos y reconozco que no es fácil conciliar siendo madre. Intentas compaginar como puedes comiendo en 5 minutos, quitándote horas de sueño, tirando de abuelos o amigas y siempre con un sentimiento horroroso de culpabilidad.

Con el paso de los años he aprendido a dosificar y gestionar bien los tiempos. Me despierto muy temprano para hacer deporte, a veces no doy pie ni a que suene el despertador. Me gusta tomarme el café con el silencio de la mañana y organizarme mentalmente el día pero mi soledad dura media hora: ducha, una coleta, zapato cómodo y al ataque. Mientras me pinto los labios peino a mi hija Paloma, corro a la habitación a por unos pantalones para Ana y a la vez le doy un grito a Juan para que se haga el bocadillo; los llevo al colegio siempre que puedo, llamo por teléfono al mayor universitario y a partir de ahí no sé a qué hora terminará mi día.

 EM. Fuiste reconocida como Emprendedora del Año 2018 por la Organización de Mujeres Empresarias (OMEP) ¿Cómo recibiste este reconocimiento?

PJ. Fue un verdadero orgullo recibir ese premio aunque he de decir que, también, me generó mucho respeto por la responsabilidad que conlleva ese galardón. Admiro la dedicación y entrega de OMEP para dar voz y visibilidad a todas las mujeres empresarias de la Región. Podemos presumir, en nuestra Comunidad Autónoma, de tener grandes empresas con nombre de mujeres luchadoras empeñadas en seguir adelante.

EM. ¿Qué recuerdas de los inicios de Pequeña Moma?

PJ. Recuerdo bien a todas las personas que nos ayudaron; a mi familia y a mis amigos, sobre todo a mis tíos José Luis y María Dolores y a mi primo Jochis. Todos montábamos la tienda y, formando una cadena, entre zapato y zapato sacábamos leotardos de colores insospechados. De hecho, a mi primo Jochis en la familia le llamamos “El petunio” porque ese color de leotardo se le quedó grabado. Fue agotador pero muy especial.

No olvidaré nunca a los proveedores, aquellos que sin conocerme me fiaron las primeras bolsas, las primeras esparteñas o camisas. A día de hoy sigo con ellos, son los que creyeron en este proyecto y apostaron por él. Hay un dicho que es que con la gloria no pierdas la memoria y así es, Pequeña Moma se ha hecho mayor gracias al empuje de todas aquellas personas que participaron y apostaron por ella desde el principio.

EM. ¿Cuál es tu consejo para todas aquellas mujeres que están emprendiendo un proyecto empresarial en este momento?

PJ. Es complicado dar un sólo consejo que reúna lo verdaderamente importante.

Uno de ellos es que crean en su proyecto con tanta fuerza y confianza que los demás no puedan dejar de creer en él. Que cuando formen sus equipos, a parte de elegir a los mejores, los traten como les gustaría que las tratasen a ellas porque, en definitiva, son tus compañeros de viaje. Y que recuerden que los sueños no se cumplen – eso es una cursilería – sino que se trabajan.

EM. ¿Lo que más te gusta de la Región de Murcia?

PJ. De la Región me gusta todo: su gente, la cultura, su gastronomía, el clima y sus playas. Pero, sin lugar a duda, lo que más me gusta y en donde soy feliz es la ciudad en la que nací, Cartagena, mi tierra. Ella es la que me ha permitido ser lo que soy y estar donde estoy. Es, simplemente, maravillosa.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Élite Murcia

Élite Murcia es una revista digital e impresa que promueve lo mejor de la Región de Murcia: cultura, gastronomía, empresas y personalidades. Entrevistas a reconocidas personalidades de la sociedad murciana, artículos sobre los mejores hoteles y restaurantes de la Región, crónicas de los más interesantes eventos que tengan lugar, informes económicos y de inversión, así como de reportajes sobre las empresas líderes y de mayor expansión de Murcia.



Contáctanos

C/ San Vicente de Paul, 6
30100 Murcia
Tel. de contacto: 644  73 79 48